Eficiencia y despilfarro en la atención sanitaria. A propósito del infarto de miocardio